Print this page

PET/RM

Dra. Mary Carmen Herrera-Zarza INCICH

El advenimiento de herramientas diagnósticas que fusionan las imágenes adquiridas por medio de dos diferentes métodos, ha revolucionado recientemente el diagnóstico de múltiples patologías, ya que puede conferir y añadir valor diagnóstico y pronóstico, teniendo impacto en el manejo del paciente. Así la imagen formada por la fusión PET/RM (Tomografía por Emisión de Positrones y Resonancia Magnética), permite capturar datos en forma simultánea, con imágenes anatómicas incluyendo detalles funcionales y morfológicos con alta resolución espacial y temporal, sin uso de radiación ionizante por medio de la RM y al fusionarlos obtener datos de actividad celular y metabólica por medio del PET.

El interés de la imagen híbrida en el campo cardiovascular es sumamante amplio, incluyendo el diagnóstico de pacientes con riesgo de enfermedad coronaria, perfusión miocárdica, enfermedad multivaso o posterior a cirugía de revascularización, en la identificación de placas con riesgo de ruptura, con caracetrización de células patológicas antes de la formación de la placa, así como, la evaluación de la angiogénesis, monitorizando el efecto de un medicamento sobre una placa de ateroma (1).

Actualmente el método no invasivo de elección para valorar la función del endotelio coronario es el PET y permite detectar la enfermedad coronaria por medio de la perfusión. El PET encuentra defectos de perfusión en estrés que disminuyen en reposo para el diagnóstico de isquemia, mientras que la RM detecta defectos de perfusión en el estrés, alteración en la movilidad regional y engrosamiento del miocardio, así como, la cuantificaión del téjido necrótico. Con estos principios en mente se parte para utilizar el PET/RM en el estudio de la viabilidad miocárdica por medio del ensamble perfecto entre la información anatómica y funcional que brinda este método híbrido.

Aunque todavía nos encontramos en las primeras etapas del PET/RM, se ha logrado la correción en la atenuación del PET basado en RM, con adquisiciones sincornizadas con el electrocardiograma y con información complementaria al PET, basado en técnicas como difusión (DWI), espectroscopia (MRS) o imágenes dependientes del nivel de oxigenación en la sangre (BOLD), dadas por la RM. (2)

Hasta ahora se ha establecido la utilidad de la adquisición de PET y RM en forma independiente con fusión de las imágenes en el postproceso para la detección de miocardio viable o en el estudio del sistema nervioso simpático en falla cardiaca crónica; mostrando que ambas técnicas se complementan para mejorar el diagnóstico, sin embargo los tiempos de adquisición son prolongados. (3, 4).

El estudio mas reciente con un sistema híbrido PET/RM demostró concordancia entre los resultados adquiridos tanto con PET/CT y PET/RM, sin evidencia de artificios o errores sistemáticos en la adquisición del PET; estableciendo la utilidad de este método en el análisis de viabilidad miocárdica, con uso del radiofármaco 18FDG para visualizar la respuesta inflamatoria y su integración con la detección de edema, alteración en la movilidad y perfusión de la RM en el infarto agudo del miocardio, sin embargo, no se encontrarón beneficios extras en la evaluación del infrato miocárdico crónico al compararlo con los datos adquiridos en cada método por separado. (5)

Por ahora se han establecido como ventajas de este sistema híbrido: Menor tiempo de adquisición, traslape de una región específica por los dos métodos, adquisición simultánea, ausencia de radiación ionizante y mayor resolución espacial. Con desventajas como la dificultad en el análisis de estructuras de pequeño tamaño y su alto costo, por lo cual se requieren estudios de investigación para determinar su costo/beneficio.

Referencias bibliográficas

     1. Semin Nuc Med 2013;43:3-10.

     2. Trends in Molecular Medicine 2010;6(11):508-515.

     3. Circulation 2002;105(23):2266-2275.

     4. J Am Coll Cardiol 2008;51(2): 2266-2275.

     5. Radiology 2013;268(2): 366-373.

Más información en Health Siemens