SCCT 2013, Montreal Canada

Dr. Enrique A. Berríos INCICH

Recientemente se efectúo la 8a. Reunión Científica de la Sociedad de Tomografía Computada Cardiovascular, en Montreal, Canada. Aquí expondremos los puntos mas relevantes del congreso:

Iniciaré mencionando el gran avance científico que ha presentado la imagen cardiovascular en general, esto reflejado en mas de 800 artículos publicados alrededor del mundo, y en particular, en la revista oficial la SCCT (JCCT), el cual en apenas un año ha logrado un factor de impacto de 2.5. Estos artículos se dividen en desarrollo de nuevas tecnologías, nuevas aplicaciones, mejoría de las técnicas preexistentes, valor pronóstico de hallazgos de imagen con seguimiento clínico, etc.

Uno de los trabajos mas interesantes fue el realizado por Thompson y col. (1), quienes evaluaron con  TC a 137 momias de aproximadamente 4000 años, provenientes de Egipto, Perú, el sureste de América y las islas Aleutian. Se encontraron datos de ateroesclerosis aórtica, ilíaca y/o femoral en casi un tercio de las momias. Aunque la ateroesclerosis se relaciona comúnmente con los estilos de vida industrializados, el hallazgo de ateroesclerosis en al antigüedad abre la posibilidad de una predisposición más básica de la enfermedad.

El grupo de estudio MESA (Multi-Ethnic Study of Atherosclerosis) (2) publico recientemente el seguimiento a 7.6 años de pacientes a quienes se les realizó puntaje de calcio. El estudio incluyó 6778 participantes de 45 a 84 años. Con TC seriadas, en los pacientes con puntaje de calcio >0, se observó un incremento anual de 25±65 UA, con incremento de riesgo de eventos adversos cardiovasculares totales (HR: 1.5, IC95% 1.1-2.1). El incremento progresivo del puntaje de calcio fue un predictor independiente de eventos cardiovasculares.

Romero y col. (3) publicaron un metaanálisis de prueba diagnóstica en donde compararon la TC con el ECOTE para diagnóstico de trombo en orejuela de aurícula izquierda, en pacientes con antecedentes de fibrilación atrial o evento cerebrovascular. Con 19 estudios, y 2955 pacientes concluyeron que la TC tiene sensibilidad de 96%, especificidad de 92% (VPP=41%, VPN=99%). Se realizó un subanálisis con imágenes tardías y la sensibilidad, especificidad fue 100 y 99%, respectivamente (VPP=92%, VPN=100%).

El grupo de estudio CONFIRM (4) publicó el seguimiento de 2.3 años de 15,207 pacientes con riesgo cardiovascular intermedio. Los pacientes sin estenosis coronaria, o estenosis leve se asociaron con baja incidencia de muerte y revascularización . Las lesiones obstructivas (>50%) se asociaron a  mayor frecuencia de  coronariografía y revascularización. Se concluyó que el resultado de la TC coronaria es una buena herramienta para la toma de decisiones en cuanto a quien se le debe realizar coronariografía invasiva.

La valoración de las lesiones no significativas con características de vulnerabilidad es otro de los grandes retos de la imagen no invasiva, y de la cardiología en sí. A este respecto, Min y col. (5) evaluaron la validez diagnóstica del FFR-TC + TC para diagnosticar placas coronarias significativas. Se incluyeron 252 pacientes estables, de diferente centros,  con sospecha de enfermedad coronaria ateroesclerosa. El estándar de oro para la comparación fue el FFR invasivo. La sensibilidad, especificidad, VPP y VPN para la FFR-TC fueron de 73%, 90%, 54% y 67%, respectivamente. Combinado con el resultado de la TC coronaria, el ABC fue de 0.81 (IC95% 0.75-0.96). Se concluyó que el uso de la FFR-TC mejora la capacidad diagnóstica de la TC coronaria para lesiones significativas.

Por otra parte, Otsuka y col (6) evaluaron prospectivamente el signo del anillo en 1,174 placas. Este signo se observó en 0.4% de los segmentos evaluados. Al seguimiento de 2.3 años, 41% de los placas con signo del anillo presentó síndrome coronario agudo. Se concluyó que esta signo, así como el remodelado positivo y la baja atenuación de la placa, son predictores independientes de síndromes coronarios agudos.

El diagnóstico de oclusiones coronarias totales crónicas (OTC) ha ganado terreno en TC gracias a investigaciones como la de Li y col. (7) en donde evaluaron la validez diagnóstica del signo de gradiente de atenuación reversa en estas  lesiones. En 80 pacientes, este signo se presentó mas frecuentemente en OTC (65% vs 7%, p<0.01), con sensibilidad y especificidad de 90% y 93%, respectivamente.

En general, existen avances en cuanto a la valoración integral de la placa ateroesclerótica, enfocando mucho en placas vulnerables y OTC. Además, se  ha avanzado en la valoración del pronóstico de los hallazgos de la TC coronaria, y han emergido nuevos campos de aplicación de la imagen cardiovascular no invasiva, principalmente en la evaluación morfológica cardíaca, principalmente en la válvula mitral (candidatos a mitral-clip) y la orejuela de la aurícula izquierda (candidatos a dispositivo oclusor).

Finalmente, además de los aspectos mencionados, la reunión sobresalió por la creatividad de sus organizadores, ya que se implementaron una serie de actividades de distracción que mantuvieron un clima placentero y relajado, y que a la vez, cumplían muy bien con el objetivo educacional y científico de la reunión.

Referencias.

  1.   Trompson RC, Allam AH et al.  Atherosclerosis across 4000 years of human history: the Horus study of four ancient populations. Lancet. 2013 Apr 6;381(9873):1211-22.
  2.   Budoff MJ, Young R et al. Progression of coronary calcium and incident coronary heart disease events. J Am Coll Cardiol 2013;61:1231–9).
  3.   Romero J, Husain SA et al. Detection of left atrial appendage thromnus by cardiac CT in patients of atrial fibrilation. A meta-analysis. Circ Cardiovasc Imaging. 2013;6:185-194.)
  4.   Shaw LJ, Hausleiter J. et al. Coronary CT as a gatekeeper to invasive diagnostic and surgical procedures. JACC 2012, 60:2103-14.
  5.   MIn JK, Leipsic J et al. Diagnostic accuracy of FFR from anatomic CT angiography. JAMA 2012; 308(12):1237-1245
  6.   Otsuka K, Fukuda S et al. Napkin-rign sign on coronary CT angiography for tha prediction of acute coronary syndrome. JACC Cardiovasc Imaging. 2013 (4):448-57
  7.   Li M, Zhang J et al. Reverse attenuation gradients sign at CT indicates distal retrograde flow. A useful sign for differentiating chronic total occlusion from subtotal occlusion Radiology 2013, 266, 766-772.

Deje un comentario